Bake

Recuerdo a mi madre cómo preparaba los bizcochos usando la medida de un vaso de yoghurt, normalmente de limón. De utensilios utilizaba un cuenco tipo ensaladera, una cuchara sopera, la batidora, el molde de latón que tienen todas las abuelas, ese del “agujerito” en el centro, y por supuesto, el infalible vaso de yoghurt. Y de ingredientes usaba la harina, el azúcar, el aceite, la levadura y los huevos que compraba en el supermercado de al lado de mi casa. No había nada más, y esos bizcochos olían y sabían a gloria. Unas cuantas primaveras han pasado desde entonces, y la repostería se ha convertido en todo un arte. Utensilios, técnicas, ingredientes, texturas, se han ido dando a conocer, llegando a elaborarse auténticas obras de ingeniería repostera. A mí que siempre me ha gustado meter las manos en la masa, he ido intentando descubrir, por lo menos, el cómo se hace, el resultado no siempre ha sido el que esperaba, pero, amor, cariño y empeño nunca me han faltado.

Bake

Manos a la Masa!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s